2/12/08

Ying y Yang

Las parejas tienen el don, por lo general, de la compensación. Donde uno anda cojo el otro es un ducho. Por ejemplo, cuando los herederos tienen fiebre miotro se convierte en un manojo de nervios y angustia total. Si fuera por el los llevaría a internar de urgencia con 37.5 de temperatura. Él simplemente no puede lidiar con la fiebre. Entonces entro yo en acción y me convierto en la enfermera más experta y contenedora de la tierra, termómetro en mano.

Cuando yo grito aterrorizada ante la cercanía, demasiado cercana, del arácnido que camina sobre el mismo sillón en el que estoy sentada viendo placidamente la tele, hacia mi; miotro baja corriendo la escaleras cual caballero de reluciente armadura a rescatarme de ese bicho peludo, negro, con venenosos colmillos que me paraliza con sus miles de ojos. (ojo que hablo de una bruta arañota, tipo tarántula).

Puedo cambiar la rueda del auto, arreglar broncas eléctricas, taladrar paredes, lijar, pintar, cargar cosas pesadas pero cuando de arañas (escorpiones, serpientes, cara de niños) se trata, ahí sí soy una damicela en peligro que necesita ser rescatada. Qué le vamos hacer!

9 comentarios:

FerGil dijo...

Jaja... bueno, es natural que seamos complementarios con nuestra pareja, pero se pone divertido cuando soy yo el que no tolera las arañas y mi esposa la que no sabe de productos para el pelo, jojojo

Alejandra dijo...

Por suerte que es así!!
Te imaginas que sería de nuestros pequeños si ambos padres reaccionaran igual frente a las arañitas?
jajajaja

Cynthia dijo...

Cuando yo grito asi por una araña o cucharacha mi marido remata diciendo: que exagerada pense que habia un leon.

Dios. Me da ganas de apretarlo con zapato.

Ana dijo...

Yo soy igual, ODIO, DETESTO y tengo PANICO a las arañas.

Anoche soñé justamente con cientos de arañas y con mi marido que iba corriendo de un lado al otro para matarlas!

FerGil dijo...

Cynthia: No te sientes afortunada de que no haya sido un león?

Jojojo

Lunafeliz dijo...

que bien!!, eso es lo ideal en una pareja, que se complementen las histerias! jajaja,
mi dignisimo y yo , somos totalmente opuestos, pero nos esforzamos para ser opuestos complementarios y hemos hecho un gran equipo, cuando los opuestos son contrarios, nada que hacer, no funciona.

madre histérica dijo...

Fergil: en nuestro caso ninguno de los dos sabe de productos capilares... así tenemos el pelo, imaginate!
Ale: no te permito. No era una arañita. Era una cosa horrible, peluda,colmilluda y grandototota!!!
pero tenés razón, con una madre histérica a mis vástagos les basta y les sobra.jajaja
Cynthia: yo también lo aplastaría con el zapato si me dice eso!!!
Ana: aii qué tierno, tu marido es heroe hasta en tus sueños!!! ahhhh
Lunafeliz: tenés razón maita. Bien por ese equipazo que lograron ser.

pupolina dijo...

Te entiendo! Me pasa lo mismo, pero con los sapos. ¡Me quedo inmóvil!

Las arañas no me hacen nada, pero los sapos me aterran...

Y ni hablar de otros objetos que son estúpidos y me afectan por igual. Pero no los voy a nombrar porque se me va a reir Ana. (Ya una vez te quejaste de esa fobia y no entendiste...)

La verdad Madre, vos y tuotro se complementan excelenemene. Y tiene razón Alejandra. ¿Imaginate si a los dos les pasara igual?

Bandida dijo...

Madre histerica, te conteste el comentario en mi blog. Me muero de curiosidad.