26/8/08

De los otros

En esto de la maternidad, para bien o para mal, se incurre en la necesidad de contar con un otro.

Por genética el otro debe ser del género opuesto al de una, es decir: hombre. No queda otra.

Forma parte de los elementos básicos y necesarios para procrear otra vida y ayudar a la transición de mujer a madre histérica.

Las características del otro influirán en un 50% en el carácter, humor, aspecto físico y gustos de la descendencia... así que la elección del otro puede llegarse a ver como una empresa riesgosa. Peero a veces dejamos de lado la solemnidad que esta búsqueda requiere y terminamos con el primer o tercer otro que nos llena la oreja de palabras dulzonas. En ocasiones la empalagosa verborragia es innecesaria debido a los abundantes arrumacos y besos recibidos. Son momentos en que el calentamiento global se incrementa considerablemente.

Su presencia regularmente es requerida en tres dimensiones y por lo general en posición horizontal, aunque también se agradece la variedad de posiciones. (por favor, así de buena onda lo digo, sean originales, si? por favor!!!)

Otras tantas su aporte es otorgado en forma anónima, impersonal e higiénica en su banco de semen más cercano previo pago del protocolo de inseminación just for you. Lo cual ha sido un gran aporte para muchas mujeres deseosas de ser parte de esta logia.

El otro es, por ende, una parte importante de la histeria materna. Su reacción, acción e inacción ante la llegada del sweet baby determina en parte nuestro stress de todos los días. (la otra parte la aportan nuestras propias madres y los sweet babys, of course!)

Están los otros que llegan, dejan su aporte y nunca más les ves el pelo. Los que son de reacción lenta, como el mío, pero que después agarran el patín. Los que se vuelven hipocondríacos a partir de la primera temperatura alta que tiene el heredero. Los que reaccionan, asumen y después se hacen como el que la virgen les habla. Los que se embullen en una paternidad exclusiva y no te dan ni la hora. Los que se ponen celosos y reclaman. Los que no logran superar la etapa de soltería. Los que se quedan en casa con los vástagos. Y los que pasan por casi todas y cada una de las etapas descriptas anteriormente.

Los otros son todo un caso. Dan dolores de cabeza, de coure, cuerpo. Agotan, excitan, enfurecen, lastiman, sanan, apapachan/miman, enloquecen y tranquilizan.

Los otros han decidido por nosotras durante mucho tiempo y también han luchado cuerpo a cuerpo por y con nosotras. Como en todo, hay algunos otros que valen la pena. Hay otros que es mejor tenerlos lejos...mientras más lejos mejor.

Y me puedo poner cursi y decir que son "la media naranja", "el roto para el descocido", "el peor es nada". Lo que se les ocurra. Ya lo dije en otro post, serán lo que sean pero tienen su lado amable y nos gustan ( a menos que seas lesbiana). Sin embargo no puedo negar que estamos conviviendo con unos otros distintos en estas últimas décadas. Tuvieron que evolucionar hacia una nueva masculinidad. Replantearse estrategias ante estas nuevas mujeres que somos superwomans y damicelas, que siguen esperando al caballero que les regale una rosa.

Estos otros de hoy en día son así porque nuestras madres (locas como ellas solas) revolucionaron los esquemas. Por eso cuando pienso en el tipo de otros que serán mis sweet babys, tiemblo al pensar que son hijos de una madre histérica.

15 comentarios:

Hector Torres dijo...

JAJAJA, me encanto lo de echar creatividad.

Bueno, algunos lo intentamos pero tambien hay un limite fisico (de cuerpo) y de fisica (gravedad), solo que uno sea acrobata, entonces si te puedes atrever a hacer alguna que otra del Kama Sutra, sino hay altas probabilidades de sufrir algun desgarro (AOUCH!!!!) cerca de las nobles partes (o seran partes nobles?) ;)

Muy buen blog.

Saludos.

madre histerica dijo...

héctor! bienvenido al blog!

Che, pero la creatividad no sólo reside en la elasticidad del cuerpo!!
Tantas cosas se pueden hacer en tantos diferentes lugares...

Pero sí, tenés razón. hay que preservar la nobleza de las partes.

Saludos

Hector Torres dijo...

Pues como habias hablado de posiciones no de lugares, pues ahi estuvo el malentendido.

Y claro que hay que variar de lugar, aunque tambien corres el riesgo de que te metan al bote, por aquello de los daños a la moral y las buenas costumbres, jejejeje.

Saludos.

Alejandra dijo...

Me encanta como escribes, te leo desde hace un tiempo.
Aquí va mi comentario:
¿Cómo les podemos pedir creatividad? Hay que darles un manual, pero sin que se den cuenta, porque si no se ofenden, pero bue.. que se le va hacer.
Es parte de los otros. Por suerte algunos evolucionan, aunque de a ratos les viene un retroceso. Ejemplo cuando aprenden como tender una prendra delicada se olvidan como fregar la olla. jajajajaja,
Saludos

Alejandra dijo...

che y que hay de las OTRAS, exijo una explicación!.
que bueno encontrar a Héctor por acá, pavadita de lector!
Ser creativo es una cosa, pero tampoco payaso de circo, eh!

Leo dijo...

El último comentario es de mio

madre histerica dijo...

Alejandra tenés razón!!! cómo se me pasó semejante observación!!! Me diste tema para otro post. Dos cosas al mismo tiempo no pueden.jajaja

Exijo creatividad o se pudre todo!!! jajaja

no se ofendan chicos

madre histerica dijo...

Leo, las otras pueden ser de dos tipos.
1. mujeres que no tiene hijos
2. mujeres que tienen hijos. Somos las madres hitericas. Y se aguanta a que termine de escribir como dios manda sobre nosotras.
venir a exijirle a una madrehisterica! habrasé visto!!!

[ER] dijo...

Bueno, al menos Adán y Eva no tenían ombligo ¿?

Un saludo

Leo dijo...

Te compito con un post sobre los hombres histéricos y veremos! O:-) :-@

www.fucilandia.com.ar dijo...

Buen blog, aquí dejo mi impronta

madre histerica dijo...

me estas provocando leo!!!
ora resulta que tengo competencia.
Vas a ver, vas a ver!!!
acepto el reto!
(te saco la lengua mira, lero lero!)

madre histerica dijo...

fucilandia!!! bienvenido al blog!!!

Ai gracias che! me pongo colorada!

Juliusss dijo...

Me gustó tu blog, por acá estaré visitando.
¿Sabes qué es lo que más me gustó? Ir descubriendo cómo una mujer argentina se va aclimatando a Chilangonlandia, el uso de tu vocabulario, algunas -no todas- de tus opiniones, y el desgarbado e indolente estilo que tienes.
Creatividad, chica, jamás hará falta... lo que en realidad se requiere es comunicación, deshinibirse y aceptar al "otro" u "otra" con todas esas magníficas imperfecciones u odiosas perfecciones. Te envío un abrazo de un Chilango exiliado en la tierra del chorizo verde!!!

madre histerica dijo...

Juliusss bienvenido al blog hombre!

y después de 10 años por estos lares no te queda otra jaja!
adempas fue a fuerza. porque cuando iba al tianguis y pedia Pollo (suena posho) nadie me entendía :( jajaja

Indolente, yo? aucho eso dolió!!!