29/8/08

DE LAS OTRAS

Las mujeres siempre hemos sido definidas, moldeadas, respetadas, ignoradas y juzgadas desde la visión de los otros.
Para mí los otros, son entre otras cosas, el punto de referencia desde donde construyo mi identidad, mi diferencia. Ellos, masculinos, machos, peludos con permiso, han dictaminado a lo largo de la histeria, perdón, la historia, cómo debíamos ser.
De la mirada de otro saldrían calificaciones tales como:

La otra
- Barbie. Es la mujer que por desgracia tiene como fin ser idéntica a Barbie y sus múltiples facetas.
Romántica. Basa su vida en el guión de un cuento de hadas, de preferencia Cenicienta.
Deportista. Preocupada y ocupada en un cuerpo saludable, ágil y resistente. Se la pasa en el gimnasio 3 a 5 horas varios días a la semana.
New age. Se dedica a la exploración de su interior holístico y practica todo tipo de yoga. Orgullosa sabedora de la lectura del tarot, i chin, runas, borra de café, té, bola de cristal y horóscopo azteca.
Intelectual. La que abre un libro de texto y se mete adentro de sus paginas con el único fin de desarrollar su intelecto con todos los conocimientos que la humanidad produjo. Obviamente es feminista.
Mafaldista. La que vive por las causas sociales. Es onegenera, cooperativista o sindicalista de coure rojo rojo rojo.
Madre. Toda aquella mujer que tiene hij@s.

De mi lado de la trinchera las otras, son el estado previo a la maternidad histérica que me caracteriza.

Las otras son: mujeres que por decisión propia o porque no encontraron aún al otro adecuado, o porque a mother nature le falló algo, no tiene babys.
Son las tías y amigas. Las que cuentan con la gracia divina de poder llegar a tu casa, jugar un rato con los escuincles y saciar su instinto materno para luego irse tan frescas y contentas como cuando llegaron.
Las que se dedican a malcriar a tus vástagos sin lidiar con los berrinches que hacen cuando les ponés límites. Y te miran mal cuando te quejas de lo endiablados que pueden llegar a ser los enanos. Algo así como una abuela chida, obviamente mucho más joven.

Las otras son mujeres modernas, ocupadas en su proyecto de vida. Dedicadas a su trabajo y/o carrera con tanto o más esmero que el que realiza una madre abnegada.

Por lo general adoptan un perro o gato (o más de uno) y los tratan como sus más preciados tesoros hasta elevarlos al rango de hijos. bien. Pero que no me vengan a decir que es la misma responsabilidad porque, perdónenme pero discúlpenme no es para nada igual!!!
Están también las otras recién casadas, juntadas o como les quieran decir. Ellas van a mitad de camino de ser una madrehistérica, sólo es cuestión de decisión, planeación y/o ruptura del correspondiente condón mas unas cuarenta semanas de gestación. En vía de mientras, van practicando con el otro que tienen al lado.

Las otras pueden variar en edades de 20 a 50 años. (es que los 50 son los nuevas 40, los 40 los nuevos 30… y sino miren a la Madonna, parece de 35 la méndiga!)

No importa qué edad cronológica tengas. Para hablar de las otras hay que contar desde que pariste. El tiempo que llevas como madrehistérica es inversamente proporcional a los recuerdos que tenés de esa vida como mujer sin hijos. O sea, a más años de maternidad menos te acordás. Horrible, lo sé.

Yo mucho no me acuerdo de esa etapa. Mis recuerdos se remontan al llanto del sweet baby pidiendo teta a las 3 de la matina.
Por eso no hablo mucho de ellas. Y porque además las envidio mal, pero mal, dos veces a la semana religiosamente a las 7 de la tarde cuando es la hora cero de los chicos.

Eso de que puedan tener tiempo de depilarse hasta el último rincón de su cuerpo, de ver vidrieras sin que las apuren, me sulfura. Quedó claro que las envidio?

23 comentarios:

Leo dijo...

Confieso que me gustó, tanta pasión acerca puesta en volcar tus impresiones sobre que significa para vos ser mujer en estos tiempos.
Un respetuso saludo, colega.
jejejejej:-D

Carolina Melisa dijo...

Necesitaría saber si puedo ser catalogada con 19 años y viviendo con mi cónyuge.

Aclaro: No tengo ni tiempo para ver vidrieras, ni tiempo para depilarme hasta el último rincón de mi cuerpo, y es más ¿ustéd conoce al señor sol? ¿Lo ve ahí arriba en lo alto? Porque yo no lo veo a veces.

Sueño con tener un hijo, SOLO UN HIJO, dentro de 10 años cuando ya tenga mi propia casa.

Por cierto, quería proponerle si usted como madre histérica podria hacer un post sobre las madres adolescentes.

Alejandra dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Recuerdo con añoranza, cuando podía dormir hasta las doce, totalmente tranquila, sin estres, porque aunque uno se pueda quedar hasta tarde en la cama los domingos, sabés que en cualquier momento te vienen los enanos a la cama y se te termina la paz.
De atrevida nomás le digo a la comentarista Carolina, que dice: "Sueño con tener un hijo, SOLO UN HIJO, dentro de 10 años cuando ya tenga mi propia casa." . Yo me aseguraría que además de tener la casa, tener la posibilidad de que alguien le ayude con la casa y afines, y toda la ayuda que se te pueda ocurrir. La ayuda no puede ser ni de vuestra madre, ni de vuestra suegra, ni de nadie de la flia.
Además no olvidar los estudios, debes tener una profesión y trabajo agradable. Luego si, que venga el enano o la enana.
Saludos

Juliusss dijo...

COINCIDO en las descripciones que haces,es cierto, la mayoría de las etiquetas son curiosamente ciertas.

DIFIERO en tu visión de que estas etiquetas las pongan "los otros" y en cuanto a que "las otras" son moldeadas por los primeros.

Quizá es un argumento gastado, pero lo cierto e irrefutable es que -casi- no existe un solo "otro" (incluso "otra") en el mundo que haya sido educado(a), moldeado(a) y pulido(a) por una "otra". Ergo... Son las "otras" quienes inculcan valores, quienes determinan la forma de ser de unos y otras...

Pudiera parecer simplista, pero en el fondo es cierto. Son las madres (o abuelas o tías o maestras de prescolar) las que inculcan cosas como "tú eres tiernita, juega con muñequitas porque eres nena" o "tú eres hombrecito, debes ser fuerte, no debes llorar, tienes qué proveer y proteger" ¡cuántas y cuántas veces no hemos escuchado: "niña, atiende a tu hermano..."! ¡cuántas y cuántas veces no son precisamente esas madres las que se vanaglorian de las conquistas del vástago y de su corazón de condominio, las mismas que exigen "recato" y "prudencia" de sus hijas...

No resto responsabilidad a los "otros", en buena medida somos también repetidores de esquemas y propiciamos (porque nos conviene, es cierto) que siga el ciclo. Pero también existimos los "otros" que más allá de la igualdad y la competencia, buscamos y tratamos de dar aceptación.

Saludos desde la lluviosa Toluca.

madre histerica dijo...

Leo. se agradece la confesión. ahí voy pa su blog a dejar mi impresión.

Carolina Melissa. si te identificas con algo no importa la edad.
perooo caro si ahora no tenés tiempo para vos pobre de tí cuando tengas a tu hijo!!!
Al señor sol es difícil verlo en en DF... y de pasó adhiero con lo que dijo Alejandra. Procurate una carrera que te guste y te permita crecer... te lo digo yo que me heche una carrera con dos niños y es muuuy pesado. La ayuda es indispensable. Sin una red de gente que esté ahi se complica todo.

madre histerica dijo...

Ale! Sabias palabras las de usted!!! Las tias, abuelas y propias madres muchas veces pueden jugar en contra. Mejor preservar las buenas relaciones.

faaa un domingo hasta el mediodía en la cama... qué tiempos aquellos!!!

madre histerica dijo...

sr juliusss.
usté tiene razón. no hay peor machista que una madre. Sé de casos terribles.
Pero también hay que reconocer que desde los primeros tiempos de esta humanidad en la tierra, las mujeres siempre estuvimos en segundo plano. Desde la biblia hasta las leyes constitucionales que recién hoy en día estan cambiando.
A vos pensás que fue una mujer la que dió la idea para definirnos como la personificación de la tentación que lleva a la perdición de los hombres??

Es cierto, hay muchos que ya dieron ese paso y van junto a nosotras reconociendo y propiciando la igualdad de géneros. De esos estamos re orgullosas.
gracias por tu comentario!!!

Carolina Melisa dijo...

Creo que no me expliqué muy bien.
Cuando yo dije "una casa" se sobreentiende que también deseo "una carrera, un trabajo, uno de los otros para que me ayude" (Que ya lo tengo por suerte y vivimos juntos)

Yo tuve la desgracia de tener una madre que a mi edad se le vino la maternidad express y dijo "Quiero quiero quiero quiero ser madre!!!" Y también tengo un padre que no tuvo padre y no supo ser padre, por eso deseo que cuando tenga un hijo, sea porque yo lo invité a venir al mundo y le preparé el mejor lugar para él.

Demás está decir que también antes de tener un hijo voy a terminar de divertirme mucho con el otro. Quiero disfrutar un poco más de esta etapa.

Carolina Melisa dijo...

Y también le aclaro a Alejandra que yo me vine a vivir con él abandonando todo tipo de ayuda de mi madre y mi padre. Hoy estoy terminando la secundaria ya que perdí dos años por problemas familiares pero siempre me fue bien y ahora me va muchisimo mejor.

Tengo pensado seguir un profesorado de Lengua y Literatura. Mi novio/marido (Ya vivimos juntos, ya nos peleamos hasta por el papel higiénico...) Termina este año y está por empezar Ciencias Políticas y Psicología.

No voy a mentir, vivo en el mismo terreno que mi suegra y mis dos cuñaditas (10 y 13 años) pero económicamente dependemos de nosotros, si nos falta para la olla, problema nuestro.) Tenemos nuestro hogar dulce hogar y nuestro nidito de caranchos (Véase nidito de amor pero no tan encantador)

Saludos y la verdad este blog me encanta, y a los compañeros lectores del mismo ya les estoy ganando aprecio :)

Leo dijo...

que te digo que tuviste mas éxito que yo que me deslome en el post.
Me parece, que es fácilestar a favor de las mujeres en teoría, lo difícil es la práctica.Y eso que lo he argumentado.
Ya es mucha envidia, para un solo comment.

Juliusss dijo...

Melisa:

¿Sabes qué me llama la atención? tu frase, textual, "uno de los otros para que me ayude..." yo creía que el ideal era encontrar no uno de los "otros", sino al "Otro"; por otro lado, no que "ayude" sino que ames o que te ame, sorry, pero no vi la palabra por ningún lado.

Ahora, no me malentiendas, no lo digo por emitir un juicio acelerado, simplemente me llamó la atención.

Te deseo toda la suerte del mundo.

madre histerica dijo...

caro! si nena divertite con tu otro!!! y la verdad te admiro.
Vas a ser una madre histérica maravillosa algún día!!!

te encanta el blog? me voy aponer colorada che!!! GRACIAAAAASSSSS :)

Juan dijo...

Pues yo creo que como dice Leo es facil estar de lado de las mujeres y tambien decir que uno estara siempre con ellas, pero si lo pensamos con cuidado a nosotros los OTROS desde el momento mismo de la concepcion ya quedamos fuera del proceso, ese proceso se lleva este o no el OTRO, pero la madre es vital que este. Luego que la madre es histerica el OTRO puede estar ausente o puede estar ahi junto, pero por ahora en nuestros paises, el OTRO es mas facil que se haga a un lado y dejar en mucho sola a la madre, en el caso de que esten los dos juntos tambien hay un Padre histerico, el tambien deja de dormir, salir o divertirse como cuando no habia hijos.
Bueno pero tampoco podemos dejar a un lado decir que ese desarrollo que se ve en los chilpayates es gracias a que esta ahi una madre histerica y si hay padre histerico mucho mejor.
Pero aun cuando exista "EL OTRO" la carga mayor esta del lado de la madre y eso por que la misma sociedad aun esta organizada para que asi sea.
Por ejemplo, si en la escuela se enferma el chaparro a quien llaman es a la madre y si no se pago la mensualidad le dicen al padre.

Si el padre lleva a los niños al trabajo, se gana la buena voluntad de todo mundo, las secretarias se ofrecen a cuidarlos, los compañeros preguntan donde quedo la madre y el jefe se hace que no pasa nada. Pero si es la madre quien se lleva al mismo chiquillo a su trabajo ya es una desobligada, comete un acto al que el jefe debe decir que no debe pasar siempre.
coincido con que en estos tiempo modernos aun permiten que las madres histericas se sientan solas aun tengan al otro ahi pegadito

saludos

juan

Carolina Melisa dijo...

Fue un pequeño desliz el comentario. La verdad tenés razón. No hay que buscar "uno de los otros" sino "El otro", también tenés razón con eso de que te ame y que ames, pero igual es muy importante la ayuda mutua. Nunca falta el "Yo te amo mi amada" y después los tenés ahí, terminando de comer y rajando para ir frente a la tele a ver el clásico del domingo

(Ayy Madre que a mi también me tocó uno que no es apasionado al futbol, vos que pensabas que era raro uno, acá hay otro de ese tipo de Otros!!!)

No me ofendo, está bueno corregir errores :p

madre histerica dijo...

Caro qué bueno que me decís eso. ya mismo le voy a decir a miotro que no es el único, así no se siente tan raro.jajaja

Natalia Alabel dijo...

Qué revelador el diccionario argento/mexica...terrible!

madre histerica dijo...

Vissste Natalia???
y si te digo que las conchas las podés comprar en la panaderia. a que te infartas!

Carolina Melisa dijo...

¡Con razón los mexicanos siempre andan contentos! ¡La Panadería!

Madre, te quería preguntar ¿En qué se transforma una madre histérica cuando se hace suegra? Yo tengo una suegra bastante agradable pero cuando hay un problema en la casa grita y grita, tiene una hija de 10 y otra de 13. Nunca las castiga y cuando lo quiere hacer se le cag*** de risa en la cara..Sin embargo cuando se supone soy yo quién cometió un error: Yo, su nuera, la que vive con su hijo, no tardan en llegar las indirectas.

¿Te ha pasado?

Carolina Melisa dijo...

Perdón, escribí mal. Lo que quise decir es que cuando Yo, su nuera, cometo un error no me tardan en llover indirectas. Se le escuchan a ella sus quejas, en voz alta. Que al parecer no citan a nadie en particular (Claro) pero que yo me doy cuenta que son para mi. (¿Para quién más sino? Si sus hijas nunca hacen nada malo...)

¿Conocés a una madre histérica que se haya vuelto suegra?

madre histerica dijo...

no me hablés de mi suegra querés?!!
la mía es una suegra mexicana, eso es lo peor que te puede pasar!!!
Obvio que conozco una suegra histérica: mi madre!! Preguntale a juan´. Llevamos un balance equilibrado en soportar a nuestras muy histéricas suegras... ya te contaré.

Juliusss dijo...

Ay, Natalia... Te sorprenderías -creo que tanto como la madre histérica- si supieras de todo el folklor urbano que existe en México, a mi también me maravilla descubrir el sudamericano: existen palabras muy cotidianas que a mi me suenan a poesía... mate, por ejemplo.

Madre histérica, con tus años en Chilangolandia, sería bueno que escribieras algo del "albur mexicano" desde tu perspectiva, sería interesantísimo lo que tuvieras qué decir.

Saludos.

Leo dijo...

Ja ja jajajjajajajejejejjajajewjeje
a las suegras hay que decirles que si y punto, pero un si a secas, de esos si que son....si ta quedate tranqui, un si firme onda...sisisí no ese no sirve, sirve un si y la miras a los ojos y esperás que todo el "amor" que te tiene se lo trague y caiga rendida.
Una suegra, es una suegra, un buen insulto sería.... hijo de suegra, o andá a la ..... de tu suegra.
Aveces viene mi suegra a casa...es buena, entonces me dice....¿te ayudo en algo? ¡no, gracias yo me arreglo! no sé pa que pregunta, iguallo hace y cuando me tiende la cama, cambia MI almohada con la de mi esposa. Siempre lo hace! Lo mismo hace mi madre.

MCB dijo...

Me encanta el blog... yo logicamente no encajo en ninguna de esas etiquetas... soy simplemente otra madre histerica, tambien tiengo dos mounstruos de 3 y 7 años a los que quiero mucho pero que me enloquecen gran parte del tiempo. En mi blog no hablo mucho de eso (solo pongo fotos en las que ellos están paralizados y callados por eso parecen unos angeles), pero en persona si, tal como tu, y bueno he visto mas de un ojo queriendose salir... yo la verdad no creo mucho en esa gente para la que los hijos son todo amor y paz... ay NOOOO, o los mios por lo menos estan lejos de eso! Yo para completar soy divorciada, osea que esa reponsabilidad del dia a dia de diliadiar con pataletas, berrinches, gritos, etc, es solo mia! Igual los disfruto- a veces :)
Pero yo si soy de las que el fin de semana (o el periodo de vacaciones) en que los niños van con su padre me siento feliz y afortunada de tener un ratico para mi, y cuando la gente me dice "ay pobre, los extrañas mucho?" yo respondo con un NO rotundo, "estoy disfrutando de mi propia compañia..." pero me miran como si fuera una loca desalmada, pero de ahora en adelante los voy a remitir a tu blog, asi entienden lo que se siente!
Un abrazo grande,
Maria Clara

http://mariawithmaria.blogspot.com/