11/11/08

Sumando puntos

Como mamá sé que no soy la mejor y tampoco la peor. Fluctúo en un promedio aceptabale con sus características variaciones dependiendo la combinación explosiva de mucho cansancio y poca paciencia.

Sé que puedo ponerme como loca con algunas cosas. Como cuando al primogénito le da por comportarse cual adolescente antes de tiempo. Sé que puedo sacar las garras para defender a los cachorros y puedo desbordar melcocha y baba cuando hacen esas cosas que a una le inflan el coure. Pero lo que no sé es hacer puntos extras.


Cuando dejó a los chicos siempre les doy un beso, un abrazo y les digo que traten de divertirse aprendiendo. Sip, que traten a pesar del bodrio que les tocó por maestros. Y los enanos entran contentos, sin escenas, tranquilos. Así que yo me doy la media vuelta y chau. Listo.

Pero parece que existe una especie de madre de la que no tenía conocimiento alguno. Una fémina a la que se le concedió un perfil mítico. Al fiel estilo Penélope, esta madre se queda ahí parada cual estatua viviente y espera. No se queda chismeando con otras. No, ella espera. Qué cosa espera? ni la más remota idea. Asi que para quitarme la duda, ayer me quedé observándolas desde la comodidad de mi auto.

Mientras pasaban los minutos imaginaba mil situaciones. Intentos de fuga por parte de los niños que quedan frustrados ante el muro de madres estatuas. Docentes en plena crisis nerviosas huyendo de sus alumnos amotinados que deben regresar resignadas al salón al ver a la madres estatuas, o grupos de niños que son llevados de paseo sin autorización al parque de la esquina. Y ahí están las madres estatuas procurando se cumplan las reglas.

Pero no. En los 30 minutos que perdí adormeciendo mis posaderas en el auto no paso nada de esto. Nisiquiera se volvió abrir el portón del colegio, nadie salió, nadie entró nisiquiera un niño llegó tarde!. Nada absolutamente nada.

Entonces ya desesperada, salí de mi punto de observación y fuí directo a encarar a una de esas madres estatatuas. Y la respuesta a mi:
Madre histérica:
Pasa algo? por qué te quedas todas las mañanas esperando?
Madre estatua:
fue: no, no pasa nada. Pero me quedo por si pasara algo. Nunca se sabe.
Y sonrió. Encima sonrió, con esa mueca sobradora de "yo que soy mejor madre que vos me quedó esperando lo que nadie espera".
Madre histérica:
ahhh, lástima que no tengo tiempo para perder, sino también me quedó juntando puntos para la madre abnegada del año.

9 comentarios:

KL@U dijo...

JAJAJA HAY DE TODO EN ESTE MUNDO,ANDA SABER QUE LE PASA POR DENTRO A ESTA MUJER...LO QUE SI, TIEMPO DEBE TENER DE SOBRA!

HASTA PRONTOOO!!

cyn dijo...

jajaja mirá que hay cualquier clase de madre, pero esta es mortal. Quedarse ahí por si pasa algo? o sea duerme con su hijo todo el día? va al baño con él por si le pasara algo?
Me asombro.

En el colegio de mi hijo más grande, lo que me llama la atención son los padres de un alumno de ahí. Van en su auto, estacionan, bajan los dos y los dos junto a su hijo entran al colegio lo despiden con un beso y abrazo y se quedan también entre 5 y 10 minutos en la puerta paraditos. Asi y después cada uno se va a su trabajo me imagino!

Y yo también cuando los dejo les digo: que la pases lindo y divertite, aunque tengan que aprender a dividir en dos cifras!

besos nena

Ana dijo...

Cuando yo era chica las llamaba "las madres-puerta". Vivían haciendo "puerta" en el colegio.

Al principio a mí me reventaba que mi madre no estuviera ahí y las demás sí. Pero después me di cuenta de que eran pesadísimas, y empecé a tenerles lástima a esos pobres chicos!

Morena dijo...

Se de lo que hablas. Durante 15 años vivi frente a un colegio y todos los años habia nuevas madres que se quedaban un largo rato, ahi, paradas, tambien habia de las que se quedaban a pasarse todos los chismes del dia.

Yo tengo tiempo para perder, pero jamas lo perderia de semejante manera. Al menos me busco algo mas entretenido.

Beso

madre histérica dijo...

Kl@u: lo peor de todo es que no es ella sola. son como 10!!!!

Cyn: yo me pregunto, cuándo el niño o niña cresca, también se van a quedar esperando en la puerta esperando que pierda su virginidad? jaja qué horror!

Ana: es qué la verdad, pobre chicos.

madre histérica dijo...

Morena: pero es que si te quedas ahí al menos chismeas. estas mujeres ni se dijeren la palabra entre ellas!!!

pupolina dijo...

Jajaja! Es la clásica madre ultra super archi protectora. el día que el nene crezca le va a hacer de campana en el boliche también.

Yo conocía esa especie, pero yo me sabía que se quedaban chusmeando y sacando el cuero a todo el mundo.

También hay madres que lo hacen, pero que son madres de nenes de jardín, en la primer salita. (Es decir, de 3 años) pero esos nenes se quedan 1 hora solamente)

A esas madres hay que decirles: Señora, ¡COMPRESE UNA VIDA POR AMOR DE DIOS! Deje de vivir la de su propio crío.

Leo dijo...

será que es normal? no lo sé pero por la escuela de mi hijo pasa exactamente lo mismo, no es que sea raro, es muy común, además usan el tiempo de otrs manera tal vez menos útil, es cierto
saludos madre ;-D

Juan dijo...

Impresionante es ver que no solo en una escuela, pasa en muchas escuelas, las madres que aun cuando entra el hijo se quedan ahi paradas esperando que ... no se que ahi estan viendo hacia la puerta como otro centenar de niños entran, pero tambien se quedan igual luego de que se cierra la puerta de la escuela, no se mueven.

Hay algunas que seguramente se conocieron ahi, en la escuela o por que nos hijos son compañeros, lo unico que cambia es que se saludan y platican, pero son como arboles moviles, no se quedan todo el dia pero si mucho tiempo.

saludos

juan