30/7/08

FEMINISMO DE DOBLE FILO

Seguro vari@s salieron corriendo a leer otro blog. Pero no se asusten. Desde que leí algo de feminismo, allá por mis juveniles 12 años, siempre me llamó la atención la aclaración que sucede o precede a este término. "Ojo, que no estoy en contra de los hombres" "Yo estoy de acuerdo con la igualdad de las mujeres y esas cosas pero no soy feminista" "si son las mujeres de los menenistas mucho menos!!!" (favor de tocarse la teta izquierda, evita maleficios).

Y lo que yo recuerdo es que justamente no es algo para estar en contra de nadie. Y menos de los hombres. Porque serán unos desgraciados mal agradecidos muchas veces pero nos gustan a muchas mujeres. Y tienen su lado amable.

Pero el punto que me trae hablar del feminismo no son ellos, sino la idea errónea, de doble filo que le metieron a mi madre y esta me lo restregó en la cara hasta que se me metió por los poros.

Obviamente yo quiero los mismos derechos y las mismas obligaciones (ojo que eso como la histeria materna viene juntoconpegado). El mismo sueldo, vacaciones y ascensos laborales, participación política, decidir sobre mi cuerpo, etc,etc, etc.

Hasta ahí va todo bien, adhiero.

Pero la maquinaria me empieza hacer ruido cuando además sos madrehistérica. Ahí se me encienden los focos rojos cual cartelera de broadway.

Mi madre, por ejemplo. Ella quiere que trabaje, empiece y termine una maestría, doctorado, pos doctorado y diplomados múltiples para ser alguien en la vida. (Porque si me quedo en casa, soy una mantenida, no soy nadie). También quiere que sea directora en algún departamento universitario de cs. social, obvio!!!, siempre y cuando sea de prestigio y por lo menos que me nominen al nobel de la paz. Dedique algo de mi tiempo (que me sobra obviamente) al trabajo comunitario en alguna parte de la Sierra Tarahumara. Militante de izquierda activa porque ella me educó para la revolución (sic). Además quiere que sea madre de tiempo completo porque sino qué clase de mujerzuela soy!. Dedique tiempo a mi güero o me separe de él y regrese junto a ella a Buenos Aires (su sueño dorado). Y por si fuera poco sea madre ejemplar divertida, joven, elegantemente trendy (tacones de 10 cm obligados) y por supuesto, infaltable, FLACA!!!! Sin estrías, sin pelos, sin rollos, panza ni granos en la cara!
Pero además quiere que me tome un tiempo para mí. Porque es derecho de toda mujer darse un respiro, ser egoísta y consentirse. Porque si estas bien vos, están bien tus nenes!

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Y juro que no exagero. Mi madre fue y es de las que se agarró del feminismo para terminar manipulando todas las consignas y teorías y así transformar a su hija en una chica superpoderosa. Se el olvidó inyectarme los super poderes por algún lado... nada, detalles. A cualquiera se le pasan esas cosas.

Y esta bien. Listo. Yo ando como todas, malabareando entre todas estas demandas de la wonderwomaaaaaan. Total, una mancha más al gato no le hace. El asunto es que me la creí mucho tiempo. Hay días que recaigo y me la sigo creyendo hasta que termino llorando en algún rincón donde los chicos no me vean y el perro no venga a olfatearme pa´ saber qué me pasa. Pero ta´ todo bien, eh?!

Nuevo rol para este nuevo milenio. Los otros tampoco se quedaron atrás a la hora de tomar la posta del feminismo. Están los que de locas no nos bajan y se arman ante la amenza de desaparecer al sexo opuesto, cuando por ahí no va la cosa. Están los que por convicción se suman a las filas del feminismo puro pro derechos e igualdades de los géneros. Y están los más peligrosos. Los que se llenan la boca de todo esto y aprovechando la avanzada dejan de hacer su parte y nos cargan con lo nuestro, lo de los chicos y lo de ellos. Los que te dan la palmadita en la espalda y te dicen: dale que vos podés y te meten el pie al mismo tiempo.

Sin embargo quienes más difícil nos lo hacen son nuestras congéneres. Esas que desprestigian a toda aquella que se queda en casa cuidando y educando a los herederos. Las que te dicen que no sos nadie sin una profesión. Y se olvidan que es un trabajo de jornada completa, sin vacaciones ni salario mínimo. No reconocido y sin prestaciones para el retiro.

O las que, como mi madre, quieran que seas todo eso y mucho más al mismo tiempo.

Lo siento vieja, yo de chica superpoderosa ni las ganas tengo!!!

8 comentarios:

Leo dijo...

Jajajaj, todo bien, pero supongo que entérmino medio y aunque sea una filosofía barata, del polvo somos y al polvo volvemos, así que no da para estresarse.
Es como el cuento de Landriscina.
Saludos.

Anónimo dijo...

JOJOJOJO, me gustaría conocer a tu madre.

Saludos

de chile dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Todas las madres son iguales... Tengo un título, un buen trabajo en España, 4 idiomas (y estudio el 5º), una hija preciosa, me divorcié y "rehice mi vida" (frase horrorosa), ayudo a todo desgraciado que se me cruza, tengo mas amigos que Roberto Carlos y soy razonablemente feliz.
Y tiemblo al pensar que lo único que va a ver mi vieja cunado baje del avión, son los 25 kg que me sobran...

madre histerica dijo...

A vos el de Chile, no te puedo presentar a mi madre, no puedo hacerte semejante mal... para qué arruinarte la vida?!!! jejeje además mi vieja ES la MAS complicada de todas!

Anónima... yo también tiemblo de sólo pensar que mi madre venga a verme ...

Paola Cescon dijo...

¡Jua! Madrehistérica, ¿porca, tu madre se llama Sultanita y tu padre Menganito? ¡Pá mí que fuimos hermanas! ¡No vuelvas, a lo sumo que te torture de visita, defenestrando tus kilos de más, pero será sólo por un rato! Yo, que tengo una igualita pero vive cerca, ¡estoy más histérica por ser hija que madre!... Cuando era "mantenida" porque era mantenida (y mi ex "me dejó porque no trabajaba", según ella)Ahora divorciada y bancando sola a cuatro hijos, porque soy "la literata de la flía" y me la paso con las sentaderas en la silla de la compu perdiendo tiempo ¿?. Clarooo, vos tenés esos kilos de más porque te la pasás sentada escribiendo boludioteces, diría tu madre, ¿no? La mía cambiaría un tanto el speech: "Estás tan flaca que das asco" Sí, mamita querida, porque como no sé que hacer con el tiempo que me sobra y me la paso en el gym, ¿vió?
¡Mis honores, madrehistérica, me saco el sombrero (y se me escapan las pocas neuronas que funcionan aún, je!)
Beso argento

madre histerica dijo...

Hermanaaaaaaaa!!! jajaja.
Bienvenida al blog Paola. Es cierto, también se es histérica siendo hija... será por eso que me convertí en madrehistérica.

jade dijo...

Si yo tampoco sabía que compartíamos la misma madre!!!! Para ella mi peso post parto debió eliminarse como las artistas de hollywood, al tercer día!