27/1/14

El retorno de la madre histérica

O Madre Histérica RELOAD, como más les guste. Pasó un montón de tiempo desde la última vez. Muchas vivencias, muchas aventuras y muchos cambios. Pero eso sí, la misma madre histérica, con más canas y nuevas anécdotas. Me da gusto volver, ojalá nos re encontremos los antiguos seguidores y lleguen nuevos.

Para las nuevas/os lectores, les cuento soy una mamá de dos hermosos y guapotes niños, alias chamacos y herederos(depende qué tan bien se porten, jeje). Empecé a estudiar antropología a los 3 días de haber nacido mi primogénito.Ahora tengo un adolescente de 13 años y un niño de 9!!!  Fue toooda una aventura, ardua y cansada.  Trabajé de muchas cosas hasta que logré dedicarme a lo que me llena el alma. Soy una educadora perinatal y doula; y a mucha mucha muuuucha honra una madre histérica!

Y como dice el título del blog, todas tenemos algo de madre/padre histérico, porque somos humanos, porque nadie sabe bien cómo es esto de la paternidad/ maternidad y a veces los niños y adolescentes nos pueden poner algo locos. Y es mejor reconocerlo, no tomárselo todo taaan a pecho y reírnos sanamente de nosotros mismos, para volver a tomar aire y seguir de la mejor manera el camino de la paternidad y la maternidad consciente, respetada y amorosa tarea de criar a nuestros vástagos. Para eso es este espacio, para compartir ideas, anécdotas, tips, dudas, miedos, consejos y para no sentirnos tan perdidas/os.
Y como juntos es mejor, nos unimos varias mamás y conformamos CRIARTE, esta comunidad que buscamos nos aporte a todos un espacio de reflexión.





4 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Extasiada de alegría de que vuelvas!!! Ya mismo te vuelvo a linkear! Bienvenida!!!

(Seguís en México?)

madre histérica dijo...

Alicia!!Que alegría saber de vos! Y si, sigo en México.

Ann dijo...

Hola! Te tenía entre mis feeds en bloglines, pero no recordaba tu blog!
Mucho gusto, soy Ana, bienvenida de nuevo :)

Papá Moderno dijo...

¡Hola! coincido en que todos tenemos algo de papá/mamá histéric@ chance no lo sabíamos, pero cuando los chamacos llegan al punto de no retorno... bueno creo que varios hemos estado ahí. ¡saludos!