11/1/10

Mascotas

Muchos dicen que las mascotas son buenas para los niños. Los ayuda a ser responsables, a cuidar al otro, y a conocer de primera mano lo que es la lealtad incondicional.
Quien haya tenido una mascota sabe que están ahi para uno, esperando con alegria nuestra llegada y demando tiempo para jugar con ellos. Me estoy refiriendo a los perros claro esta. Mi experiencia fue asi. El peludo pastor alemán que tenemos por mascota llegó siendo una bolita negra de orejas gigantes y ahora es un peludo mas bueno que Lazie, más incondicional que nadie y también mas demandante que mis propios hijos.

En cuanto a los gatos se refiere es otra cosa mariposa. Son independientes, de pocas pulgas...vienen cuando quieren y se van de la misma manera. Son tiernos y mimosos o ariscos y malhumorados. De chica tuve una gato que termino siendo gato de todo el barrio porque el condenado se iba a fingir indigencia y todo el mundo lo creia propio. Termino por cansarse de tantos dueños y se fue del barrio.

Ayer llegó mi amiga Agáta con su mascota felina de dos meses. La dejó en casa porque se va de vacaciones y quién más que una madre histérica para cuidar una gatita rescatada de las fauces de un perro callejero, digo yo.
Ahora tengo la casa revolucionada con el peludo pastor aullando indignado ante la visita felina y por supuesto marcando territorio por todas partes. Y tengo una gata bebe que anda descubriendo la casa, durmiendo pegada a  mi cuello durante la noche para aguantar el frente frio que nos acompaña. Y como si eso no fuera poco tengo dos herederos todos fascinados con sus dos mascotas y con ganas de que ambas se conozcan en vivo y en directo y no sólo por los rastros de olores que dejan.

Cuántos de ustedes creen que el pastor no se va a masticar a la gatita apenas la tenga enfrente???

4 comentarios:

Leo dijo...

yo creo que se la mastica en serio, cuando tenga la menos oportunidad

JulieFernn dijo...

Es mejor que, obvio no estando sola, le "presenten" a la gata al perro. Es decir, posición firme y cara de 'te la morfás y fue tu última cena... esto es un gato', para que el misterio no lo cebe.
Mi hermana tiene 4 perros y 2 gatos, y si bien alguna vez se pelearon, no fue por la disputa eterna entre las dos especies, y nunca se lastimaron demasiado. Conviven y se toleran, asi que es más que posible.

Ánimo. Ya te veo en un par de días cuando vuelva tu amiga y se lleve a la gata... la van a extrañar todos, incluido el peludo!

Alicia Seminara dijo...

Ay, no pobrecita, cuidala a la gatita. Espero que se hagan amigos.

Anavril dijo...

Hay amiga! En cuanto la gata vea al perro se va a ponee como loca!!! No t olvides que la ataco uno....igual ...suerte!!!