3/10/09

Lo que me encanta de viajar por unos días es la posibilidad de cambiar la rutina... lo que se me complica es el regreso a la rutina.

O sea, es muy lindo irte 15 días, dedicarte a lo tuyo, reencontrarte con tu gente, tu tierra, etc etc. y sin embargo no deja de extrañar a los herederos quilomberos que te tienen del tingo al tango todos los días...algo asi como: Y ahora que hago con tanto tiempo libre y tanta tranquilidad???? Seamos honestas...esos cuestionamientos duran poco porque no vamos andar desperdiciando el tiempo.

El regreso a la rutina, a tu cotideanidad es total y absolutamente mortal. Porque al fin, después de tantos días volvés a ver las caritas que te sacan sonrisas a cada rato! y te das cuenta que no se esta completa sin ellos.... y después entras a la casa, y el peludo te salta encima. Y al día siguiente ya no hay paz ni tiempo libre... y te preguntas: cuándo voy a tener algo de tiempo libre y tranquilidad??

No hay caso, las madres ademá de histéricas, somos re bipolares!

3 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Te entiendo.

Salvando las distancias (porque no tengo hijos) eso me pasa cuando no voy al laburo. Qué hago con taaaanto tiempo libre?!?!

Así que anduvimos por nuestros pagos al mismo tiempo y no lo sabíamos!!!

Otra vez será!

Besos!

Anavril dijo...

las iddish mames la tienen re clara!!!
Si estamos xque estamos y sino xque no!!! Que bueno ke volviste!

JulieFernn dijo...

So true!!! No he viajado sin lagartas, pero me fui a laburar 2 meses (catársis loca que me agarró, sep) y no veia la hora de volver a casa...
Gataforismo maternal a full, que se le va a hacer.
Besotes.