12/1/09

CAMBIO MITO 10

El 3% de madres que saben qué cocinarle todos los días a sus hijos, no es normal.

16 comentarios:

Juliusss dijo...

Ciertamente, es todo un reto mantener el interés de un crío al alimentarlo, observar un buen balance en la dieta, cuidar que no coma mucha azucar, que tenga suficiente fibra, que queme las calorías que consume...

Sabes, madre, me haces reflexionar mucho, pudiera parecer trivial, pero en verdad que no siempre uno percibe esos pequeños grandes detalles.

Un abrazo.

pupolina dijo...

Todavía no comprendo como funciona eso de "no sé qué cocinar". Será porque todavía no tengo que preocuparme en que a mi familia le guste o no ciertas comidas... Yo como de todo. Cualquier cosa me viene bien.

¿Seré normal?

Lunafeliz dijo...

ojala y nuestros chicos pensaran como pupolina!!!!

madre histérica dijo...

alguna sugerencia? para variar no sé que hacer de comer....:P

Lunafeliz dijo...

olvidalo, con estos dias de malestares lo uultimo que quiero es cocinar!!

Fabiana dijo...

Yo no entro en esa estadística. Odio cocinar y para mí es sólo un trámite.
Odio también que me digan que una madre demuestra su amor en la cocina.
MENTIRAAAA.
Si fuera por mi voluntad, mi hijo comería sandwiches todos los días y eso que doy la vida por él.

Juliusss dijo...

Madre: Hoy ya es tarde, pero te doy una sugerencia para mañana. Hamburguesas, con una buena ensalada (si le añades papa y zanahoria ralladas a la mezcla de la carne, quedan deliciosas).

pupolina dijo...

Hey Madre ¿Por aquellos pagos existen las milanesas con purè? Porque ahora me muero de ganas de comer eso.

Sino podrìas cocinarlas con ensalada.

Ah, y cambiando el tema, el otro dìa mi madre trajo a casa una salsa que se llama "Zaaschila" y es de México. ¿Es buena idea comerla? Porque dice "Extrapicante" pero me tienta...me tienta :p

Sonia dijo...

Mi mama ya ni me cocina ._.
Trabaja mucho la que me cocina es mi abuela :)

Cuidate mucho

Classina P. dijo...

ufffffff odio pensar eso todossssssss los días, seguramente no entro en ese tres por ciento, saludos

Juliusss dijo...

Pupolina:

No das más información de la salsa, pero checa esta página:

http://www.tresg.com/productos.html

Ahi podrás darte valor (o desanimarte) para probar la salsa.

Marina dijo...

Hola Euge!!, tal cual !!, hay veces que ya no se que hacer! y eso que me encanta cocinar!.
Pasé a saludarte, besitos !!.

pupolina dijo...

Hola Juliusss. Gracias por el dato.

Te cuento que probè la salsa el otro dìa, hicimos asado en casa y vinieron unos amigos y nos tentamos.

No era picante, era el infierno en la lengua. Apenas me asomè un poquito para probar se me durmiò toda la lengua y las encìas. Pero la comimos igual.

Cuando uno se junta con amigos que hace mucho que no ve, y tiene una salsa extrapicante pasan esas cosas... sobre todo si todos se hacen los graciosos.

Doliò a la salida (perdòr por la groserìa pero tenìa que contarlo tambièn)

Juliusss dijo...

Jajajaja... eso es una verdad universal, Pupolina, decía un amigo que después de probar un guiso picante, uno debía comerse un helado, precisamente para que "a la salida", en los momentos más angustiosos, uno se consolara pensando y repitiendo como mantra "el próximo en salir es el helado, el próximo en salir es el helado..."

pupolina dijo...

Jajajajajjaja Lo voy a tener muy en cuenta. ¡Pero lleguè muy tarde ahora!

Mi amigo Grim, que ya tiene sus 23 largos y aùn asì se comporta como el menor de nosotros, es el que màs comiò. La novia le decìa "Te harà mal, te harà mal" y le diò a la salsita a dos manos. Y dijo que al otro dìa no sabìa a què santo llorarle.

Puff si yo que comì bastante poco me salìan làgrimas de fuego...

Ana dijo...

Es que yo lo digo siempre: el problema no es cocinar, el problema es pensar qué hace uno! Es un tema...